Blanqueamiento de dientes con productos blanqueadores

 

Blanqueamiento de dientes con productos blanqueadores

El blanqueamiento de dientes con productos blanqueadores es aquel realizado por las personas en su domicilio a través de productos comprados sin receta médica en cualquier tienda o farmacia.

 

Algo de historia: Hace 5.000 años se empleaba para el blanqueamiento de dientes una herramienta primitiva llamado sarwak, que consistía en mordisquear un extremo de una ramita hasta darle la forma de una estructura similar al cepillo dental.

 

Los blanqueadores dentales y los productos de higiene bucal – como dentífricos blanqueadores y enjuagues bucales – vendidos en tiendas o farmacias utilizan peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida para blanquear o desinfectar los dientes.

blanqueamiento de dientesEn el blanqueamiento de los dientes en clínica se utiliza como agente blanqueador el peróxido de hidrógeno en una concentración del 35% (ver Blanqueamiento dental en clínica ). En el caso del blanqueamiento de dientes en casa baja supervisión del odontólogo se utiliza primordialmente el peróxido de carbamida como producto blanqueador en concentraciones del 10% al 20% (ver Blanqueamiento dental en casa ).

Los kit blanqueadores vendidos sin recetas en muchas ocasiones alcanzan concentraciones de peróxido de carbamida similares a las del citado blanqueamiento dental casero, por lo que conviene tener especial precaución a la hora de su uso.

Respecto a los productos blanqueadores de higiene bucal están más regulado y no pueden alcanzar en su composición un máximo del 0,1% de peróxido de hidrógeno, al menos en su comercialización en la Unión Europea.

El peróxido de carbamida se descompone con las enzimas salivales para liberar peróxido de hidrógeno y urea. A modo de ejemplo, un 10% de peróxido de carbamida se descompondría en el 3% de peróxido de hidrógeno y el 7% de urea.

 blanqueamiento de dientes

Algo de historia: Hace 2.000 años se emplearon para el blanqueamiento de dientes los primeros agentes blanqueadores a base de cáscaras de huevo, hueso molido y conchas marinas molidas.

 

Existen frecuentemente en el blanqueamiento de dientes tres formas de de utilizar estos productos blanqueadores: con cubetas o férulas que mantienen el producto blanqueador entre los dientes, con tiras que se adhieren a estos, o con geles que se aplican directamente sobre los dientes.

Los posibles efectos adversos al uso de blanqueadores dentales son la irritación de los tejidos blandos de la boca y un aumento de la sensibilidad dental ante cambios de temperatura, debido a la utilización del peróxido de hidrógeno o de carbamida, aunque estos tienen carácter temporal. En algunas ocasiones, puede producir cambios en la superficie del esmalte.

Ahora bien, el uso indiscriminado de productos blanqueadores con altas concentraciones de agente blanqueador, o en cuanto a frecuencia y duración, podría provocar casos más graves de hipersensibilidad dental e irritaciones irreversibles de la pulpa dental. Por tanto, parece recomendable que antes de someterse a un tratamiento de blanqueamiento de dientes se acuda al consultorio dental para ser asesorados por el odontólogo especialista.

 

Precaución: los productos que contengan más del 5% de peróxido de hidrógeno son nocivos para la salud y pueden irritar los ojos, si las concentraciones son mayores, al contacto con los ojos producirá lesiones oculares graves y la ingesta, irritación grave de las vías respiratorias y la piel.

blanqueamiento dental metodos para el exito

error: Content is protected !!